Las NOTAS de un Perfume

No parece que los perfumes vayan a ser del todo iguales. Ni mucho menos. De hecho, todas esas notas que se nos muestran en muchos anuncios o en catálogos y que algunos de ellos comparten de manera idéntica no son suficiente para que sus olores no sean iguales. De hecho, hoy vamos a demostrarte porque ocurre esto, ya que todo se explica por la pirámide olfativa y por los tipos de notas de olor que incluyen los perfumes.

Las notas de los perfumes pueden ser amaderadas, afrutadas o florales. Sin embargo, dentro de todas ellas, se pueden hacer combinaciones con distintos elementos y además, pueden tener más o menos duración lo que cambia sustancialmente la fragancia. De ello vamos a hablarte a continuación con la pirámide olfativa, ya que en muchos casos, entre dos perfumes muy parecidos, la diferencia radica en las notas de cabeza, notas de corazón y notas de fondo. ¿Te suena a raro? No te preocupes, a continuación te lo explicamos con mayor detalle.

 

Guía para conocer los Perfumes

El olor que tiene un perfume no es solamente el olor que desprende al echarlo sobre la piel. De hecho, ¿no te ha ocurrido alguna vez que un perfume te encanta al probarlo y que al pasar el tiempo no te entusiasma tanto su olor? Esto ocurre porque quizás las notas top, o las notas iniciales sí son de tus preferidas. Pero no lo son las notas corazón o las notas de fondo, que son las que más duran. A continuación te mostramos qué son cada una de ellas y la importancia que tienen al conformar un perfume concreto.

Notas de Cabeza

Son las notas que se sienten en el olfato nada más al aplicar una fragancia. Están pensadas para mostrarse ante los sentidos en unos pocos segundos de tiempo. De hecho, su aplicación se evapora casi tan rápidamente como se aplica. De ahí la importancia que un perfume no solamente se huela en ese primer momento, sino que también se esperen unos segundos para poder contemplar que notas son las que vienen después. ¿Te ha pasado alguna vez que en una perfumería te indican que deberías probar el perfume con un trocito de papel y olerlo luego de abanicarlo un poco? Pues la razón de ese gesto es precisamente que puedas continuar contemplando las siguientes notas.

Aunque muchos tipos de fragancias pueden formar parte de estas notas, en realidad son fragancias cítricas, o aquellas más aromáticas como la lavanda o la menta las preferidas para este primer contacto con el perfume.

Notas de Corazón

Son las fragancias que captamos con el olfato una vez pasamos esa primera fase de unos segundos con la cual las notas top ya han desaparecido. Por lo general, estas notas son más fuertes que las primeras, y en todos los casos persisten más en el tiempo. De hecho, van a ser las que más duren después de las notas de fondo, que son aquellas que vas a oler cuando apenas quede fragancia del perfume elegido.

Aunque como ocurre con las anteriores pueden ser muchas las fragancias que se incorporen como este tipo de nota, también es cierto que las más habituales, dependiendo por supuesto del tipo de perfume que elijamos suelen ser florales, verdes y afrutadas eligiendo algunas frutas como el melocotón o la pera. En todo caso, un perfume estándar no elegiría más de cuatro notas de este tipo diferentes entre sí. El resultado de elegir tantas mezclas sería que se confundirán entre sí y por lo tanto, el perfume perderá por completo su esencia más pura.

Notas de Fondo

Cuando leemos que en un perfume hay notas de fondo debemos entender que son aquellas que van a complementar a todas las que hemos mencionado anteriormente mientras duran, y que al mismo tiempo van a ser las últimas que se mantengan hasta el final de la vida olfativa de la fragancia. Así, cuando un perfume apenas tiene intensidad porque su olor se ha evaporado, lo que queda, ese fondo, lo constituyen estas notas de fondo de las que te estamos hablando ahora.

El hecho de que deba durar tanto hace que se limiten las esencias que deben utilizarse en este tipo de notas. De hecho, las preferidas son las amaderadas que duran más, aunque también las especiadas orientales, o las apuestas por algunos elementos como la canela o la vainilla funcionan bien.

Y la combinación de cada una de esas notas, junto con la elección de cada una de las fragancias que la forman, es lo que hace que se conviertan en un perfume único y también lo que hace que te pueda gustar más o menos según tus propias elecciones